¿Cómo pueden ayudarnos en la consulta?

Las flores de Bach son unas esencias naturales utilizadas para tratar diversos estados emocionales como: miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. La forma más habitual de administrar las flores de Bach consiste en tomar las gotas de un frasco que contiene una mezcla personalizada de esencias diluidas en agua mineral y un conservante como: brandy, vinagre o glicerina. Hay que tomar 4 gotas, 4 veces al día, debajo de la lengua. Las tomas se deben distribuir a lo largo del día, fuera de las comidas y mantenerlas unos segundos en la boca antes de tragar. Antes de tomar las esencias agitaremos el frasco. La duración del tratamiento varía dependiendo del paciente, teniendo en cuenta también, el tiempo que el paciente lleva sufriendo dicha sensación. Existen varios métodos para la elección de la flor o flores adecuados, como la entrevista personal, la radiestesia, la kinesiología, la meditación, el método intuitivo, etc.

Una flor, un paciente.

  • Rescue Remedy: es el remedio rescate, compuesto por cinco flores. Nos puede ayudar en situaciones de emergencia, de pánico, de shock, de dolor intenso, de hemorragia, una lipotimia o cualquier crisis inesperada.
  • Mímulus (Mímulo): la esencia por excelencia para miedos de la vida cotidiana, te dará coraje y más seguridad en ti mismo. Cuando una persona te cuenta que tiene fobia al dentista se le puede aconsejar que una semana antes de la cita tome rescue y mímulo 4 veces diarias.
  • Aspen (Álamo Temblón): su esencia está basada en un miedo que no puede ser definido ni explicado, o sea miedo a lo desconocido. Hay mucha gente que tiene un miedo inexplicable al dentista sin haber ido nunca. La toma de esta flor aporta seguridad y valor.
  • Crab Apple (Manzano Silvestre): es una flor purificadora, depura el cuerpo y la mente. Es buena para personas con baja autoestima que no aceptan su apariencia física, elimina toxinas y también es útil para personas obsesivas con el desorden, la perfección o la limpieza. Al ser una flor limpiadora es buena para las heridas, ayuda a mantenerlas limpias. También es útil en problemas de piel como psoriasis y acné o casos de alergia. En el ámbito dental, esta flor es buena cuando se requiere eliminar los antiguos empastes de amalgama pero por estética, no por el mercurio toxico.
  • Agrimony (Agrimonia): tiene numerosas propiedades medicinales debido a su gran cantidad de principios activos, como el ácido salicílico, las cumarinas o los flovanoides. Mejora las dolencias respiratorias, los niveles de azúcar en sangre, previene las infecciones bucales, reduce los desórdenes digestivos, ayuda a reducir el reuma y ayuda a combatir el insomnio.Los principios activos de la agrimonia favorecen la curación de heridas sangrantes y las encías inflamadas. Para prevenir infecciones bucales, se recomiendan las gárgaras con agrimonia.
  • Beech (Haya): Puede ayudar a quien rechina y tensa las mandíbulas y en la neuralgia del trigémino, cuando hay tensiones en la parte alta del cuerpo o se mantienen los puños apretados sin darse cuenta. Con la madera de haya se prepara un excelente carbón vegetal. Este, constituye un excelente dentífrico, ya que limpia nuestra boca en profundidad, combate el mal aliento y blanquea las piezas dentales sin dañar el esmalte.

Flores para animarse

  • Flor de Vervain (verbena): para personas enfermas o con problemas, ya que va a ayudar a seguir luchando y no darse por vencidos.
  • Wild Rose (Rosa Silvestre): proporciona interés y ganas de vivir, disfrutando de la vida y superando las vivencias negativas.
  • Clematis (Clemátide): se da cuando hay falta de interés en el presente, la persona vive en un mundo de fantasía e ilusión. Esta flor nos puede ayudar en desmayos.

Efectividad demostrada

Hay una formula del Dr. Ricardo Orozco (licenciado en Medicina en 1982 por la universidad de Barcelona, fundador de  SEDIBAC) que incluye Estrella de Belén, Manzano, Verbena y Agrimonia que sirve para las aftas o llagas bucales porque limpian, desinflaman y ayudan a la cicatrización. Se hizo un estudio para determinar la efectividad de la Terapia Floral de Bach en el tratamiento de la estomatitis aftosa. Las esencias florales aplicadas fueron: Vervain (Verbena), por la inflamación que implica una situación a punto de estallar o  que el paciente no soporta. Agrimony (Agrimonia), por el dolor de torturante que le provoca el afta al paciente. Crab Apple (Manzano Silvestre), por la sensación corporal, algo que te incomoda deseando que cure y estar limpio. Star of Bethlem (Estrella de Belén), por el trauma físico o psíquico que implica la lesión.

La conclusión del estudio es que la Terapia Floral de Bach en crema para el tratamiento de la estomatitis aftosa es efectiva, se logra una remisión del dolor y una cicatrización adecuada antes de las 72 horas.

Las flores de Bach contra el bruxismo

El bruxismo es una señal de alarma a la que hay que prestar atención. Las emociones negativas encontradas en el bruxismo, son la rabia, la cólera no expresada, el sentimiento de frustración y los miedos. El paciente libera estas tensiones durante la noche, rechinando los dientes mientras duerme. Las flores de Bach pueden ayudar al paciente a liberar sus emociones negativas para conseguir que la musculatura de la mandíbula se relaje.

La terapia floral nos puede facilitar un primer desbloqueo que nos permita realizar nuestros tratamientos odontológicos con mayor facilidad. Las personas pueden seguir su tratamiento con las flores, realizando trabajos más profundos, desbloqueando trabas y fortaleciendo la salud integral de la persona. El diagnóstico y tratamiento con los sistemas florales es evolutivo y dinámico ya que la persona va cambiando y liberando emociones guardadas con el fin de alcanzar el equilibrio perdido.

Nunca es tarde para descubrir el universo de la odontología bioenergética en la clínica dental Mar Tarazona.