La kinesiología es el estudio del movimiento. La vida es movimiento y la salud es la capacidad de adaptarnos a los cambios o al movimiento de la vida.

La Kinesiología es una técnica basada en el dialogo entre el terapeuta y el sistema muscular del paciente. Este método utiliza test musculares y zonas reflejas corporales para evaluar los desequilibrios del organismo y ayudar a la autorregulación de la persona en todas sus dimensiones.

En la Clínica dental Mar Tarazona empezamos la sesión de kinesiología buscando un músculo que esté en equilibrio neurológico, lo que conocemos como “músculo indicador” que es aquel en el que observamos un cambio de respuesta muscular, pasando de “fuerte” a “débil” o a la inversa.

Con un par de pruebas encontramos el punto de la fuerza apropiada, firme sin presionar en exceso. Si el músculo resiste es una buena respuesta. Seguidamente pellizcamos en el centro del músculo y probamos nuevamente. Si nos da fuerte, podemos utilizarlo como músculo indicador.

En la fase de diagnóstico

Een nuestra clínica dental en Valencia utilizamos los mudras que en la kinesiología nos ayuda a obtener datos de la boca y del resto del cuerpo. Cada mudra es un gesto que se realiza con los dedos de la mano, ya sea el kinesiólogo o el paciente y representa un determinado plano energético de la persona.

Empezaremos con el plano estructural. Este plano tiene que ver con nuestra estructura ósea, muscular, articular y postural. Si la prueba muscular nos da débil al formar este mudra, debemos encontrar cual es el foco primario de este desequilibrio.

Normalmente es un problema postural. Es imprescindible realizar el test de Meersseman para detectar si el foco primario parte de la oclusión dentaria, se denomina cadena descendente y la prioridad del tratamiento va a estar en la boca. Si por el contrario el foco primario está en los pies, la columna o el resto del esqueleto, sería una cadena ascendente. En este caso tendría que actuar el osteópata, quiropráctico u ortopeda.

También nos podemos apoyar en otras terapias como relajaciones, Flores de Bach, fitoterapia, Reiki… para resolver los factores de estrés.

El Test de Meersseman lo realizaremos siempre que cuando probemos el mudra estructural el musculo indicador nos dé débil. Colocamos unos rollos de algodón entre los dientes superiores e inferiores mientras el paciente camina y traga saliva. Con estas tres acciones neuromusculares (cambio de oclusión, deglución y locomoción) fijamos un nuevo patrón, el cual vamos a testar con la prueba muscular del mudra estructural. Si ahora la respuesta del músculo varía o sea es fuerte, quiere decir que el origen del problema está en la oclusión. Si sigue dando débil significa que la interferencia surge fuera de la boca

Además del diagnóstico, el test kinesiológico nos ayuda a seleccionar terapias y materiales a utilizar en el tratamiento. Debemos colocar los medicamentos y materiales a testar en la mitad del pecho (área del timo), realizamos una nueva prueba muscular y comprobamos si lo que testamos compensa o no la debilidad energética detectada en el diagnostico kinesiológico. Gracias a estos test nos aseguramos que los materiales que vamos a utilizar en los pacientes no les van a perjudicar.

Dra Mar Tarazona Beltrán.

Num Col. 1.794