Nuevos métodos

Tratamientos naturales ante las complicaciones de la radioterapia y quimioterapia (2ªparte)

5 septiembre, 2018 No Comments
radioterapia - clínica dental Mar Tarazona

La disgeusia o cambios en el sentido del gusto:

Es un síntoma común de la quimioterapia y la radioterapia de la cabeza y cuello. Los pacientes pueden sentir un sabor metálico desagradable y una alteración de los sabores dulces, ácidos, amargos y salados. Por lo general, el problema se resuelve 2 o 3 meses después de la terapia.

Consejos para mejorar el sabor de los alimentos:

  • Consumir alimentos que estén fríos o a temperatura ambiente.
  • Evitar el uso de los cubiertos metálicos.
  • Añadir más condimentos y especias a los alimentos, como la sal, el orégano, al albahaca, la
  • canela y el jengibre.
  • Elija productos de proteína con un sabor suave, como pollo, pavo, queso de soja y huevos.
  • Agregue el azúcar para disminuir los sabores salado o amargo.
  • Reducir el consumo de alimentos de sabor amargo o metálico, como el café, el chocolate y
  • la carne roja.
  • Elija frutas congeladas como bolitas de melón, uva o naranjas.
  • Elija alimentos más blandos.
  • Chupe caramelos duros sin azúcar.
  • Beber más agua en las comidas.
  • Coma porciones pequeñas varias veces al día.
  • Evite el consumo de tabaco.
  • Si tiene dentadura postiza, extraerla antes de ir a la cama.
  • En caso de irradiación, un tratamiento a base de antioxidantes será recomendado para neutralizar a los radicales libre inducidos por la radioterapia. También nos puede ayudar tener los niveles correctos de Zinc, B3, B12, cobre, hierro y vitaminas A ya que las carencias de dichos elementos pueden ser responsables de hipogeusias.
  • El Zinc es un oligoelemento clave en el tratamiento de las disgeusias.

 

Glosodinia o Síndrome de Boca Ardiente: Sensación de ardor en la lengua aunque otras partes del interior de la boca también pueden verse afectadas. Esta sensación puede persistir durante varios días e incluso meses. Puede acompañarse de otros síntomas como pérdida del gusto, sensación de hormigueo en la lengua, sequedad de boca, aumento de sed, etc.

A continuación vamos a describir algunos remedios para disminuir los síntomas:

  • Hielo: chupar lentamente un pequeño trozo de hielo.
  • Aloe Vera gel: La aplicación tópica del gel fresco de aloe vera te da una sensación agradable
  • y relajante en la lengua.
  • Aceite esencial de lavanda, aplicarlo localmente en la lengua y la boca cada noche antes de
  • irse a la cama. Es un potente cicatrizante, calmante, antiálgico,  antimicrobiano y
  • antiséptico.
  • Debes evitar alimentos calientes y picantes, menta y canela, los alimentos y líquidos con
  • componentes ácidos, el café y el alcohol.
  • Comer alimentos sencillos sin especias como verduras cocidas y zumos frescos de frutas y verduras. Hay que controlar si hay un déficit de vitamina B12.

Xerostomía o boca seca

La falta de saliva causa dificultades para masticar y tragar, enrojecimiento y sequedad en la lengua, la aparición de fisuras en los labios, la perdida de sabor de los alimentos, dificultad de usar dentaduras postizas y aumento de la sed.

Las principales plantas para tratar la boca seca son:

  • Manzanilla, tomarla en infusión y realizar gárgaras con el líquido restante.
  • Té verde, realizar enjuagues con la infusión mixta de té y hojas de salvia y de fresa y beber el líquido sobrante.
  • Boldo, estimula la secreción salival. No utilizar más de 4 semanas ya que está contraindicada.
  • Equinacea, puede tomarse en infusión o en forma de suplementos en dosis de 600mgr diarios, repartidos en 3 tomas.
  • Jengibre, hacer enjuagues y beber el líquido.
  • La Manzana, su jugo es estimulante salival.
  • Tomar agua con frecuencia, también se le puede añadir unas gotas de limón o lima.

Disfagia o dificultad para tragar

La persona tiene problemas para pasar los alimentos o los líquidos por la boca o la garganta. Puedes sentir náuseas, tener tos, ahogarte al intentar tragar o tener la sensación de que la comida se queda atascada en la garganta.

Una de las causas es el cáncer mismo, en especial el cáncer bucal, de garganta o de esófago. Otras veces es un efecto secundario de la radioterapia, cirugía y con menor frecuencia, quimioterapia.

Podemos darle unos consejos para ayudarte con la disfagia:

  • Ingerir alimentos blandos y suaves.
  • Triturar los alimentos o hidratar los alimentos secos con caldo, salsa o leche.
  • Esperar los líquidos ya que son más fáciles de tragar a temperatura ambiente.
  • Masticar lenta y minuciosamente.
  • Sentarse derecho cuando coma o beba.
  • Evitar alimentos secos, ásperos o duros.
  • Consultar con el dietista sobre cómo mantener una dieta equilibrada teniendo en cuenta el problema de la disfagia.
  • Existen varias hierbas que pueden ayudar:
  • El regaliz puede reducir el hinchazón y aliviar el dolor. La dosis es de 380mgr por día.
  • El olmo americano es un emoliente, promueve la curación y protege los tejidos irritados. La dosis es de 60mgr por día.
  • Marshmalow, ejerce una acción protectora local y es una sustancia calmante. Se puede hacer en un té con 2 o 5gr de hoja o raíz seca en una taza de agua hirviendo.
  • Otras hierbas que pueden ser útiles son la valeriana, el ñame silvestre, hierba de
  • San Juan, solideo y flores de tilo.

Después de la radioterapia y quimioterapia hay más propensión a que aparezcan infecciones bacterianas como la caries y la enfermedad periodontal. Con una buena higiene dental y una dieta sana y equilibrada (alimentación alcalina) podemos disminuir el riesgo de padecerlas. También hay más facilidad de que aparezcan infecciones por hongos o candidiasis.

Se pueden aprovechar las propiedades medicinales que tienen muchos de los alimentos que consumimos a diario.

*El ajo es un antibiótico y antimicótico natural bastante efectivo, evita el crecimiento de hongos sin afectar al sistema inmune.

Puedes tomar perlas de ajo, preparar tintura de ajo y tomarlo en gotas diluidas en agua o directamente masticar dientes de ajo.

Hay un procedimiento local, se parte un diente de ajo y se coloca uno a cada lado de las mejillas y las encías durante media hora.Hacerlo dos o tres veces por día.

  • El aceite de árbol de té es un tratamiento natural y efectivo para curar las candidiasis oral. Se puede agregar 10 gotas de este aceite a medio vaso de agua y hacer enjuagues bucales 3 veces al día.
  • El aceite esencial de Citronela de Madagascar tiene propiedades fungicidas, antivirales y antibacterianas. Dos gotas de este aceite 3 veces al día en 6 gotas de aceite de oliva para tratar la micosis bucal o digestiva.
  • El Áloe Vera, es una planta medicinal con una gran cantidad de propiedades como las bactericidas y las fungicidas. Se coloca el gel de áloe vera a cada lado de la boca durante diez o quince minutos.
  • El vinagre de sidra, mezclar una cucharada con un vaso de agua tibia y hacer enjuagues bucales durante 5 minutos 3 veces al día.
  • La flor de saúco, añadir una cucharada o una taza de agua hirviendo y tomar esta infusión dos veces al día. Este remedio resulta muy efectivo tanto para la candidiasis bucal como para la vaginal.
  • El aceite de orégano puede eliminar afecciones micóticas de forma efectiva y segura. Se puede utilizar en gotas, 2 gotas en una cucharilla de miel o aceite de oliva debajo de la lengua, 3 veces al día.
  • Existen cápsulas oleoaromáticas que contienen aceite esencial de orégano compacto. Se deben tomar 2 cápsulas al día, mañana y noche, con una bebida fría durante las comidas.

Otra complicación de mucha gravedad es la osteorradionecrosis.

Después de tratamientos con altas dosis de radioterapia, existe un riesgo de necrosis ósea asociada a procedimientos quirúrgicos orales aunque sean simples como las extracciones. En el caso que sea necesario una intervención de este tipo, siempre debe ser después de un año de la radioterapia y con cobertura antibiótica. Si las dosis de radiación fueron superiores a 6500 RADS/65Gy, puede ser necesario el uso de terapia con oxígeno hiperbárico para estimular la angiogénesis antes y después del tratamiento quirúrgico. De todas formas, lo ideal es que el odontólogo este en contacto con el radiólogo que haya tratado al paciente.

Las alteraciones en el crecimiento dental y el desarrollo son complicaciones frecuentes en niños que recibieron quimioterapia en altas dosis y/o irradiación de cabeza y cuello como tratamiento para un cáncer infantil. Puede haber cambios en el tamaño y forma de los dientes, retraso en la erupción de los dientes y el desarrollo de la cabeza y la cara podría detenerse sin alcanzar su madurez. Lo mejor en estos casos es que una vez superado el cáncer, ir lo antes posible al odontólogo para el estudio ortopédico u ortodóntico decidiendo cuando es el momento idóneo para el comienzo. Es importante trabajar con un osteópata que vaya revisando y tratando al niño durante todo el tratamiento bucal ya que se obtendrá un mejor resultado.

Por último todos los profesionales de la salud debemos brindar nuestro apoyo al paciente, escuchándole y dándole todo nuestro cariño para que se sienta lo más acompañado posible en ese momento de su vida.

Leave a Reply