odontología integral biológica

Amalgamas dentales de plata: dañinos para la salud

21 febrero, 2019 No Comments

Desde hace más de un siglo, los empastes metálicos, llamados amalgamas dentales de plata, se llevan realizando con un porcentaje alto de mercurio, por ser un material duradero y económico. Este actúa ligando los demás metales como la plata, estaño, cobre y zinc. Se presenta en estado líquido desde -38ºC y comienza a evaporarse a temperatura ambiente. Hoy en día sabemos que el mercurio es uno de los tóxicos más peligrosos sea cual sea su forma química.

La temperatura de nuestra boca es de unos 35ºC; así que, tener amalgamas de mercurio ya garantiza un envenenamiento con los metales pesados que los componen. Además, hay acciones o sustancias que harán que los empastes se oxiden y evaporaren más rápidamente, aumentando la cantidad de metal que pasará al organismo.

Consejos mientras tengamos empastes metálicos

Desde la clínica dental Mar Tarazona recomendamos la extracción de cualquier amalgama de mercurio y su sustitución por composites libres de bis-gma o incrustaciones de porcelana.

Si aún tienes algún empaste metálico:

  • Procura no tomar comidas o bebidas calientes (más de 34ºC). Cuanta más alta sea la temperatura más vapor mercúrico se desprenderá de los empastes.
  • Evita las comidas ácidas o cítricas ya que a mayor acidez, mayor es la corrosión y oxidación de los metales. Lo mismo ocurre con las bebidas alcohólicas, tabaco o drogas.
  • Si practicas un deporte, recuerda que al respirar por la boca, inhalamos mucha más cantidad de mercurio evaporado por los ácidos de la comida.
  • Destierra los chicles. Masticar con muelas empastadas hace que el metal se desgaste. No podemos dejar de alimentarnos, pero el chicle es innecesario y su masticación acelera mucho el desgaste de las amalgamas y el envenenamiento por ingestión.
  • La pasta dentífrica y los colutorios, mejor sin flúor. Este, además de ser nocivo, favorece la oxidación y evaporación del mercurio. Eso sí, es importante cepillarse los dientes porque los restos de comida oxidará las amalgamas, además del consiguiente mal aliento.
  • Evita los campos electromagnéticos de los cepillos de dientes o afeitadoras eléctricas. Pueden crear corrientes eléctricas en sus empastes que evaporarán más metal.
  • ¡Cuidado con el móvil! Hablar con el teléfono pegado a la parte de la cara donde hay amalgamas puede producir una subida de temperatura en estas y en consecuencia una mayor evaporación del metal, debido a sus ondas electromagnéticas.
  • Acude a un profesional que te ayude a corregir el bruxismo. Muchas personas, de manera nocturna aprietan y rechinan las muelas empastadas generando un mayor desgaste del metal.

La entrada del mercurio en el organismo suele ser por vía cutánea, digestiva y respiratoria.

En el caso de los empastes, el mercurio se absorbe principalmente debajo de la lengua, por la parte interna de las mejillas y encías, donde también se acumula dando lugar a los llamados “tatuajes” de mercurio. Si pasa a través del sistema digestivo, lo hará en forma metálica sin ser absorbido, y algunas bacterias y hongos se fortalecerán con este.

La vía de intoxicación para el feto es la exposición de la mujer embarazada al mercurio. Este puede pasar al feto y también, repercutirle al lactante a través de la leche materna.

Los componentes de nuestras obturaciones respetan tu salud

En nuestra clínica dental biológica integral de Valencia, estudiamos cada caso para conocer cómo afecta cada parte de la boca al resto del organismo. En Mar Tarazona te orientamos a tomar la decisión que más beneficie a todo tu cuerpo. ¡Disfruta de una sonrisa más natural!