Consejos bucodentales

¿Cómo afecta el estrés a nuestra salud bucal?

8 febrero, 2019 No Comments
estrés y problemas bucodentales - clínica dental Valencia

Trabajo, familia, vida social, entorno, facturas… Hay  muchas circunstancias de la vida que pueden desencadenar y provocar estrés. También puede ser provocado por un uso prolongado de ciertos medicamentos, como pueden ser inhaladores para el asma, medicamentos para la tiroides, cápsulas y pastillas para los resfriados y algunas cápsulas para adelgazar.

Aunque si el estrés permanece en niveles aceptables, nos ayuda a responder a las exigencias de la vida con entusiasmo, creatividad y aprovechando todo nuestro potencial. Aquí, el estrés es positivo pero una cantidad de estrés excesiva se convierte negativo. Y si además, dura en el tiempo pasa a ser crónico y puedes acostumbrarte a él sin que te des cuenta de que es un problema que puede perjudicar a tu salud, provocando reacciones físicas como erupciones y manchas en la piel, dificultad para tragar, sudor, caída del cabello y problemas gastrointestinales entre otros.

Los síntomas más habituales del estrés los encontramos en la boca. Por eso, desde la Clínica Dental Mar Tarazona, te contamos cómo afecta el estrés a la salud bucodental.

Sequedad bucal:

Todos los que hemos estado ante una situación de nervios elevada, hemos notado esta sensación de sequedad en la boca. Esto es debido a que el estrés afecta al sistema nervioso central y las glándulas salivares dejan de producir saliva correctamente. Y la realidad es que una boca seca siempre indica problema de salud bucodental..

Aumento de caries:

El estrés debilita nuestro sistema de defensas y sumado a la sequedad bucal aparecen más erosiones y caries. Además, en nuestra clínica dental biológica de Valencia, conocemos estudios que demuestran que las personas con estrés tienen tendencia a consumir alimentos ricos en carbohidratos y al ingerir más azucares incrementan el riesgo de caries. Esto también afecta a los niños y el estrés y el consumo compulsivo de azúcares pueden ser una causa de caries y  obesidad infantil.

Bruxismo:

Se trata de el rechinamiento y apretamiento de los dientes de forma inconsciente al dormir o incluso despiertos, lo que provoca fatiga y artritis en mandíbula y desgaste en los dientes haciendo que se debiliten.  Y, si no se corrige a tiempo, es posible que se rompan o se caigan más adelante. En nuestra clínica dental podemos corregirlo pero el tratamiento se debe combinar con un tratamiento psicológico adecuado que ayude al paciente a reencontrar un equilibrio.

Gingivitis y periodontitis:

Está demostrado que el estrés emocional se asocia con este problema de salud bucodental y que también se relaciona directamente con el bruxismo. Ya que éste provoca daños severos al tejido de nuestras encías y sus células, que ya no podrán ser reemplazadas por células nuevas. Por eso, en la Clínica Dental de Mar Tarazona, tenemos claro que el futuro de la terapia periodontal no pasa sólo por atacar a las bacterias, sino que también es importante controlar la inflamación y el estrés.

Llagas y herpes:

Las llagas son pequeñas úlceras que aparecen en el interior de las mejillas, lengua y labios. El estrés, la ansiedad y el nerviosismo pueden desencadenar en un brote de las mismas. Si esto ocurre, no dudes en visitar nuestras clínica en Valencia para calmar el dolor y tratarlas. Lo mismo ocurre con los herpes, un virus que siempre entra por la piel y se aloja en nuestras células nerviosas y que provocan su erupción al bajar las defensas o en situaciones de alto estrés.

Candidiasis bucal:

El estrés continuado afecta a los niveles de hongos en el cuerpo, lo que nos hace susceptibles a infecciones de hongos y parásitos. Los hongos hay que tratarlos con profesionalidad por eso, te recomendamos que acudas a nuestra clínica y podremos prevenir este problema.

Para evitar estos problemas de salud bucodentales, desde la Clínica Dental Mar Tarazona te recomendamos reducir los niveles de estrés con pequeños cambios diarios, dedicándote más tiempo y cuidando tu alimentación, evitando la comida basura y azúcares refinados e introduciendo en la dieta proteína de calidad y fibra.

También te recomendamos hacer revisiones bucodentales periódicas tanto para prevenir como tratar estos trastornos bucodentales .